Dom. Jun 23rd, 2024

Los niños desarrollan las habilidades motoras a diferentes ritmos, sin embargo, en sus primeros años de vida si tiene dificultades motoras se les hará un poco difícil la ejecución de tareas importantes como tomar utensilios, lápices, cubiertos, etc.

De igual forma, tendrán dificultades para aprender a atarse los cordones de zapatos, rodar objetos con los dedos y utilizar las tijeras, si las habilidades motoras de los niños deben mejorar se pueden poner en práctica las actividades que mencionaremos en este artículo.

Actividades divertidas para desarrollar la motricidad fina

La motricidad fina es la coordinación de las partes y órganos del cuerpo como son los músculos, huesos y nervios que son necesarios para la realización de diferentes movimientos, precisos, coordinado y controlados, entre estas actividades se pueden mencionar las siguientes:

Plastilina y arcilla: la plastilina y la arcilla a menudo se emplean como parte del trabajo pesado, así que motive a su hijo a que apriete, pellizque, estire y haga formas son estos materiales.

Pintar: hay diferentes formas de pintar que pueden ayudar  fortalecer la coordinación de las manos y los ojos de los niños, pintar con los dedos permitirá que su hijo use sus manos y se ensucie, utilizar un pincel le permitirá a su hijo adquirir el control para usarlo como una herramienta y así agregar un poco de diversión sensorial.

Jugar con agua: llenar un cuarto de la taza con agua, entrégale a su hijo una taza vacía y una jeringa limpia, indíquelo a su hijo que internet transferir el agua de una taza a otra usando un gotero o la jeringa, también le puede dar más tazas a su hijo y añadir colorantes para que el experimento sea más divertido.

Jugar con esponjas: una esponja limpia, un poco de agua y dos recipientes es todo lo que se necesita para este tipo de actividades, coloque el agua en alguno de los recipientes y luego imprímala en el recipiente vacío, es un juego sencillo que puede fortalecer sus manos y antebrazos.

Competencia de arroz: divida una porción de arroz crudo en dos recientes de plástico y tenga otro vacío en la mano, entrégale a su hijo una pinza pequeña y otra pinza para usted, luego hagan una competencia para ver quién es el primero en pasar los granos de arroz al recipiente vacío, si su hijo tiene dificultad para obtener el arroz porque los granos son pequeños, puede hacerlo con cuentas de bisutería o cereales.

Jardinería y sembrar plantas: las actividades de jardinería pueden parecer actividades adecuadas para desarrollar diferentes habilidades motoras gruesas, pero estas actividades también requieren control de músculos pequeños, un ejemplo evidente es sembrar una pequeña planta en un agujero en la tierra y esto requiere coordinación de las manos y la vista, los niños también deben tener la habilidad para tomar la pala para cavar  y usar una pinza para agarrar las semillas que plantara.

Finalmente, son actividades motrices divertidas y agradables para desarrollar la motricidad fina en los niños que presenten algún tipo de dificultad en las tareas cotidianas.

Por admin