Author Archive admin

Beneficios de las manualidades para los niños

Los beneficios de las manualidades para los niños son interesantes, así que es un área que desarrollan constantemente los docentes y es necesario que también los familiares se enfoquen en ello.

Aprovechar las manualidades para niños es sencillo debido a que les encanta crear nuevos objetos, para ellos son unas obras de arte, es por eso que padres y maestros fomentan este tipo de actividades no solo en la escuela sino también en la casa.

Ventajas de las manualidades para los pequeños de la casa

 

Estimular la creatividad: la mayoría de los niños hacen manualidades y esto les hará poner en marcha todo el ingenio para crear figuras únicas y completamente originales, lo que traduce en un mayor desarrollo a su creatividad e imaginación.

Entrenar el hemisferio derecho del cerebro: actualmente existen expertos que afirman que el hemisferio derecho es el responsable del aprendizaje, el recuerdo y las imágenes, por lo que hacen que sean muy creativos al momento de desarrollar estas habilidades con las manualidades.

Mejora el desarrollo psicomotriz: es conocido como una técnica de ayuda para los niños, ya que al desarrollar diferentes emociones y todos los que están relacionados con el movimiento del cuerpo, así como el conocimiento y las relaciones sociales.

Aumentar la concentración: para que el niño realice una manualidad es necesario que se concentre al máximo y centrar toda su atención en la tarea que se está llevando a cabo.

Controla los niveles de estrés: el momento de la manualidad de los niños, le ayudará a divertirse y evadir los nervios y el estrés que posiblemente generen el resto de los deberes de su dia a dia, la manualidad hace que el niño se concentre por completo en esa actividad con el único fin de que puedan llevar su creación a buen puerto.

Favorece la agilidad mental: la agilidad mental no es más que realizar una actividad de una forma ágil y rápida, este es uno de los grandes beneficios de las manualidades para los niños,, ya que estimula y mejora la agilidad mental, además, las personas que realizan manualidades con frecuencia suelen desarrollar la capacidad de tomar decisiones con mayor rapidez en sus labores.

Reforzar el autoestima: hacer actividades que fortalezcan el autoconcepto es primordial, no solo en la infancia sino también en la vida adulta, por lo que hacer manualidades puede ser de gran ayuda para los niños, ya que son capaces de crear objetos únicos y de gran valor con sus propias manos y esto les hará felices.

Recomendaciones finales

 

Las manualidades también tienen el don de trabajar la paciencia y cultivarla mejorando así las diferentes situaciones que acontecen en su vida y les enseña a no precipitarse antes de tomar alguna decisión.

De igual forma, las manualidades mejoran las habilidades sociales de los niños, por lo que en estos talleres o cursos podrán interactuar con otros niños y vincularse socialmente con ellos sin ningún inconveniente.

Finalmente, los padres están enfocados constantemente en la seguridad de sus hijos, para ello buscan establecer espacios seguros con la ayuda de un cerrajero El Raval, pero en otras habiluiadeas queestn relacionadas con las habilidades del niños es necesario reforzar algunas de estas actividades.

 

¿Cuáles son las habilidades motrices finas y gruesas en niños pequeños?

Las habilidades motrices o motoras son las que permiten los movimientos y las tareas que realizamos a diario.

Las habilidades motoras finas son aquellas que requieren un alto grado de control y precisión en los músculos pequeños de la mano. Ejemplos de habilidades motoras finas son el uso de un tenedor o duplicar llaves para abrir una puerta.

Las habilidades motoras gruesas utilizan los músculos grandes del cuerpo para permitir el equilibrio, la coordinación, el tiempo de reacción y la fuerza física para que podamos hacer movimientos más grandes, como caminar y saltar.

Finas o gruesas, las habilidades motrices permiten los movimientos que los niños necesitan para las tareas cotidianas, desde alimentarse hasta desplazarse de un lugar a otro.

¿Cuáles son las habilidades motrices finas y gruesas en niños pequeños?

Habilidades motoras finas

Los componentes de la motricidad fina incluyen la capacidad de agarrar y manipular objetos, utilizar ambas manos para una tarea y usar sólo el pulgar y un dedo para coger algo en lugar de toda la mano.

A continuación, se presentan algunos ejemplos de habilidades motoras finas que suelen darse en diferentes fases del desarrollo infantil.

  • Desde el nacimiento hasta los 3 meses: Utiliza los brazos para balancearse o “golpear” objetos, observa el movimiento de las manos y se las lleva a la boca
  • De 3 a 6 meses: Empieza a pasar objetos de una mano a otra, mantiene sus propias manos juntas, alcanza los juguetes con los dos brazos
  • De 6 a 9 meses: Empieza a agarrar y sostener objetos, como un biberón, aprieta y agarra objetos con los dedos.
  • De 9 a 12 meses: Empieza a mostrar preferencia por una mano sobre la otra, coloca objetos pequeños en un vaso o recipiente y pasa las páginas de un libro de una en una. Desarrolla el agarre de pinza (utilizando el dedo índice y el pulgar para agarrar objetos) y se alimenta con los dedos
  • De 12 a 18 meses: Construye una torre de dos bloques de altura, recoge objetos con una cuchara o una pala pequeña, da palmadas y se despide con las manos y garabatea con lápices de colores en un papel.
  • De 18 meses a 2 años: Empieza a sujetar un lápiz de colores con las yemas de los dedos y el pulgar, construye una torre de tres o cuatro bloques de altura y abre paquetes o envases.
  • 2 años de edad: Puede apilar una torre de bloques de nueve alturas, gira los pomos de las puertas, se lava las manos de forma autónoma y puede abrir y cerrar cremalleras grandes

Motricidad gruesa

La motricidad gruesa son movimientos que implican a grandes grupos musculares y suelen ser más amplios y enérgicos que la motricidad fina. Estos movimientos incluyen caminar, dar patadas, saltar y subir escaleras.

Algunos hitos de la motricidad gruesa también implican la coordinación ojo-mano, como lanzar o coger una pelota. A continuación, se presentan algunos ejemplos de habilidades motrices gruesas que suelen darse en diferentes fases del desarrollo infantil.

  • De 3 a 6 meses: Levanta los brazos y las piernas cuando se le coloca boca abajo, rueda sobre sí mismo y sostiene su propia cabeza cuando está sentado.
  • De 6 a 12 meses: Se arrastra y se impulsa a sí mismo desde una posición sentada hasta una posición de pie y se puede sentar sin ayuda.
  • 1 año:  Se sube a los muebles bajos, puede subir escaleras con ayuda, tira o empuja juguetes con ruedas y camina de la mano.
  • 2 años: Salta utilizando ambos pies simultáneamente, corre con las puntas de los pies y sube las escaleras sin barandilla.
  • 3 años: Monta en triciclo (utilizando los pedales) sin ayuda de un adulto, lanza una pelota hasta metro y medio de distancia.

La importancia de diagnosticar problemas de motricidad a tiempo

Muchos padres piensan que si su hijo no hace las mismas cosas que el bebé de sus amigos, no es porque tenga algún problema, sino que cada niño tiene un tiempo en aprender a realizar ciertas cosas, y en realidad es así, pero hay veces en que si su hijo no hace algunos movimientos, es porque puede tener problemas de motricidad.

Por lo general, los problemas de motricidad suelen resolverse de forma efectiva con algunos ejercicios y terapias estimulantes que siempre deben ser recomendadas por un especialistas, pero también pueden ser el síntoma de otra enfermedad o condición que su hijo pueda estar presentando y que no se ha diagnosticado.

 

Hay que estar atento a cualquier situación

Por lo general los padres primerizos no se dan cuenta de muchas condiciones que pueden estar afectando a sus hijos, porque es la primera vez que cuidan a un bebé y no tienen experiencia, por ello es que son muy importante las consultas mensuales con el pediatra al menos durante el primer año de vida del bebé.

Y es que muchas veces se cree que todo puede estar perfecto, y resulta que a simple vista así parece que son las cosas, pero luego resulta que no todo está bien, ocurre mucho con la seguridad de las casas, por ello es que los cerrajeros deben visitar nuestros bienes y ser ellos quienes determinan si una casa está protegida o no.

Porque si es por nuestra experiencia en materia de seguridad, podemos creer que todo funciona bien, porque en apariencia todo está bien, pero son los cerrajeros Les Corts los que detentas puntos vulnerables de nuestras casas y que pueden detectar problemas que nosotros no vemos, porque sencillamente, no somos profesionales en el área.

 

Siempre hay que recurrir a los profesionales

Es muy importante que cuando se considere alguna duda sobre la motricidad de los niños, se acuda con los profesionales y no solo se quede con la referencia que puede estar obtenido de internet, y es que no siempre el internet puede resolver todos nuestros problemas.

Además los problemas de motricidad se pueden estar debiendo a muchas causas y es importante saber por qué su hijo tiene problemas de motricidad, porque puede deberse a una condición grave, que siempre es mejor detectarla a tiempo para que se pueda resolver lo más rápido posible.

Los problemas de motricidad pueden ser normales, pueden deberse también a una respuesta hacia algún medicamento que puede estar teniendo el niño, por lo que son cosas que los padres no deben ignorar, en especial cuando ya tenía cierto desarrollo y luego retrocede.

 

Cuando se diagnostica una condición

Si se diagnostica una condición en base a la motricidad que puede tener el niño, entonces mientras más pequeño sea, más posibilidades hay de afrontar la situación con mayor éxito, es por ello que los padres nunca deben considerar que se trata de algo que pasará luego, porque puede ser que pase lo contrario, que el problema se agudice con el pasar del tiempo.

Los problemas de motricidad en niños pueden corregirse

Es muy común que hayan muchos niños con problemas de motricidad, pero hay que llevarlos al médico especialista; es decir, un pediatra para que pueda evaluar las causas por las cuales su hijo puede estar presentando estos problemas.

No hay que alarmarse ya que si un niño, aparentemente sano empieza a presentar ciertos problemas con relación a la motricidad, quizás sea falta de estímulo y de ejercicios y estos puedan corregirse, pero en otras situaciones pueda que este problema se deba al hecho de que se tiene una enfermedad que puede que aun no se haya diagnosticado.

 

Es importante contactar a los profesionales

Cuando observas cualquier cosa que puede parecer no normal en tu hijo, es importante que antes que busques pro internet y te vuelvas locos pensando en las diversas cosas que pueden ser, contactes a un profesional de la medicina, nada mejor que el pediatra que le ha estado viendo.

Si no confías en este médico, bien puedes pedir segundas opiniones, busca pediatras que te recomienden tus amigos o que hayas visto en alguna revista médica, pero solo ellos pueden darte un diagnostico que te conlleve a una solución, es como en la seguridad, si tenemos problemas con ella, llamamos a los cerrajeros Poblenou para que nos puedan ayudar a resolver cualquier eventualidad.

En la actualidad es muy importante poder solucionar los problemas de seguridad que tenemos, porque estos ponen en riesgo no solo al bien en cuestión, sino también la seguridad de nuestros hijos y de toda la familia, así que hay que llamar a los cerrajeros a tiempo y buscar soluciones que puedan garantizarnos protección y tranquilidad.

 

Ejercicios on terapias físicas

Una vez que tengas un diagnostico de que tu hijo tiene un problema de motricidad, es my importante que te pongas manos a la obra con la rehabilitación, y es que la motricidad es algo que se puede trabajar y mejorar considerablemente con terapia física.

Dependiendo del origen del problema de motricidad, el cual puede ir desde alguna condición hasta simplemente una falta de estimulo del niño, el especialista te puede indicar algunos ejercicios para realizar en casa, y en el caso en que le problema sea un poco mas grave, pueden recomendarte asistir a terapias con fisioterapeutas.

Hoy en día no solo las terapias físicas tradicionales han funcionado muy bien para mejorar los problemas de motricidad, sino también terapias alternativas, como lo son el nado con delfines y terapias en el agua, las cuales han dado excelentes resultados con niños

 

Nunca hagas las cosas por ti mismo

Es muy importante que puedas atender a los problemas de tu hijo con mucha responsabilidad, y es que los problemas de motricidad deuda que no sean lago grave, pero tampoco se deben descuidar, así que lo mejor es asistir al especialista en cuanto estos sean detectados.

Otra cosa es que no debes diagnosticar a tu hijo tu mismo, es muy importante siempre contar con un diagnostico profesional,  y a la hora de hacer ejercicios estos sean los recomendados por el doctor o por el fisiatra al que has visitado, y no hagas todo lo que ves en el internet, porque esto puede empeorar la condición de tu hijo si no se sabe en realidad cual es la condición que tiene.

Ejercicios recomendados para mejorar la motricidad de mi bebé

Cuando se tiene un hijo nacen también muchas inquietudes, entre ellas la forma de ayudarles a desarrollarse de la mejor forma física y mental, es que no solo hay que preocuparse por una buena alimentación, sino en la forma de ayudarlo para que su desarrollo sea el adecuado.

Por ello es muy importante que los padres conozcan la forma en que sus hijos pueden desarrollarse mucho mejor, porque la motricidad en ellos se estimula, y como padres, hay un rol que cumplir con ellos.

 

Siempre hay que dejarse guiar por expertos

En la web hay mucha información, pero siempre hay que seguir las recomendaciones de un médico pediatra que será quien nos indicará la forma adecuada de estimular la motricidad en nuestros hijos, y lo primero que nos diera es que hay dos tipos de motricidad, la fina y la gruesa, y que dependiendo de la edad del infante, hay algunos ejercicio que le pueden ayudar en su desarrollo.

El profesional de la medicina te puede indicar si tu hijo está desarrollando su motricidad de acuerdo a su edad, aunque cada niño se desarrolla en un ritmo diferente, lo cierto es que esto siempre debe ser evaluado por profesionales, es como la seguridad, cada casa tiene un tipo diferente y personalizada y debe ser diagnosticado pro cerrajeros profesionales.

En la actualidad muchas personas recurren a los profesionales de la seguridad para que hagan diagnósticos del estado de sus protección, porque saben que dependiendo de su respuesta, deben hacer inversiones que les ayuden a sentirse más protegidos, por ello la presencia de los cerrajeros en casa es esencial para lograr esto.

 

Para la motricidad gruesa

Cuando el bebe no ha cumplido un año, es muy importante que desarrolle la motricidad gruesa, y estos ejercicios se pueden realizar desde los primeros meses de edad, está bien si se comienza al segundo mes con un estiramientos de piernas.

También es importante hacer estiramientos de brazos y manos, y esto lo puedes lograr muy fácilmente estirando sus brazos y también aplaudiendo, también fortalecer el tronco es importante, por lo que es importante que el bebe aprenda a estar boca abajo y que busque levantar su cabeza, esto le ayudara muchísimo.

Cuando el bebé se acerque a su mitad de año, es importante que ya haya aprendido a sentarse, pero si no lo hace aun, tranquilo, tampoco hay que presionar al niño, pero si es bueno que le comentes cada logro de tu bebé al pediatra, y si no ha logrado alguna cosa, también lo comentes.

 

Es muy importante el gateo

El gateo en los bebés es esencial, no omitas esta parte, es cierto que da un poco de miedo porque el bebé empieza a explorar y pueden suceder accidentes, pero esto garantizara que cuando tu hijo camine, lo haga con buen equilibrio, los padres deben apoyar al bebé en todo ese proceso, y hay que estimularlos para que puedan desarrollar de la mejor manera su motricidad.

¿Cómo saber si un niño tiene problemas de motricidad?

Los padres siempre estamos al pendiente de cualquier problema que puede estar presentando sus hijos, pero muchas veces hay algunos que son difíciles de notar, por ello es muy importante que desde su nacimiento, los niños tengan un control riguroso de un médico especializado.

Y es que los problemas de motricidad pueden ser diagnosticados desde temprana edad, como los 3 o 4 meses de nacido, y mientras más rápido se detecten, mas pronto y con mejores resultados pueden ser resueltos.

 

Es nuestra responsabilidad estar al pendiente de ello

Si tu hijo tiene un control médico mensual, es posible que sea el médico quien observe alguna condición que no es normal en el desarrollo del niño, pero también como padre debes estar al pendiente de cualquier conducta que suele no parecer normal.

Es cierto que cada niño se desarrolla de forma diferente al otro, pero no hay que caer en una actitud de negar la realidad de que tu hijo pueda tener laguna condición, y es que debes protegerlo y cuidarlo siempre, así como te preocupas por la seguridad de casa, y contratas cerrajeros para ello, así debes preocuparte de cómo es la evolución de su motricidad.

Cuando un niño es bebe es muy difícil para los padres identificar cualquier retraso psicomotor, especialmente si se trata de padres primerizos, por ello hay que estar alertas, así como se te pide que estés alerta ante cualquier señal de intento de robo, eso nos recomiendan los cerrajeros para saber si nuestra casa puede estar siendo vulnerada en su seguridad.

 

Algunas señales

En niños de tres a cuatro meses puedes identificar si existe algún problema con la motricidad d tu hijo si el mismo parece no soportar el peso de su cabeza, ese es un síntoma claro d que algo pasa, per tranquilo, hay ejercicios que pueden ayudar, tu doctor te los puede identificar para que los practiques en casa.

Cuando el niño se acerca al año, es necesario que muestre un claro interés por gatear, y que también intente pararse para comenzar a dar sus primeros pasos, pero si no lo hace y se mira fijamente la mano por mucho tiempo puede ser un síntoma de que algo no anda bien con el desarrollo psicomotor.

A los dos años algunos niños no tienen un claro interés por las relación con otros niños, incluso con sus padres y parientes con los que conviven, en ese caso hay que ir al doctor, porque claramente no es una conducta adecuada para la dad del niño.

 

Siempre es importante el diagnóstico de un profesional

Aunque tu hijo claramente tenga todas las señales aquí descritas, ya te hemos dicho que no siempre se trata de un retardo en su desarrollo psicomotor, sino que también podría ser síntoma de otra enfermedad un poco más complicada o simplemente falta de atención y de ejercicios por parte de sus padres, por ello la ayuda de los profesionales s importantísimo en estos casos.

 

La motricidad es importante desarrollarla desde temprana edad

La motricidad es muy importante para los seres humanos, y desarrollarla adecuadamente nos permitirá vivir una vida plena, en donde tengamos control de todo lo que hacemos con nuestro cuerpo, por eso es muy importante que desde muy temprana edad se pueda desarrolla esta de forma adecuada.

Es muy importante para los padres que se pueda conocer lo que es la motricidad y como esto puede ayudar a que sus hijos tengan mayor capacidad de desarrollo, tanto físico como intelectual porque esto incidirá en el resto de su vida.

 

Es mejor que sea guiada por un profesional

Es muy importante que cuando se busque información sobre como estimular la motricidad se haga con la ayuda de un profesional, ya que hoy en día es muy común que los padres busquen información en internet y apliquen ejercicios a sus hijos sin saber si se trata de algo conveniente o no.

En la actualidad hay profesionales para todos, pero también tu pediatra te puede ayudar con algunos ejercicios de motricidad que pueden ser aplicados a tu hijo de acuerdo con su edad, es fácil seguir esta recomendación, así como seguimos la de buscar cerrajeros para la seguridad de nuestras casas.

Porque cuando se trata de algo importante, siempre hay que buscar profesionales, y más cuando se trata de nuestros hijos, así como cuando se trata de seguridad, por ello los cerrajeros los contratamos cuando hay una emergencia en casa con la seguridad, es lo que hay que hacer.

 

Cada niño responde a su ritmo

Hay que saber que la motricidad no siempre se desarrolla al mismo tiempo en todos los niños, y aunque hay que estar pendientes de que si hay algún problema con ello, tampoco hay que apurar a nuestros hijos.

Para eso es importante asistir a las consultas mensuales con nuestros hijos y hacer comentarios con el médico sobre cualquier cosa que no esté bien con el desarrollo de la motricidad de tu hijo, lo mas probable es que si todo está bien con el bebe, entonces se recomiende realizar algunos ejercicios para que el niño pueda estar bien.

También es sumamente importante que los niños puedan hacer los ejercicios desde los tiempos establecidos, hay que estimularlos, pero la sobre estimulación también es mala, por ello si n sabes cómo hacer estos ejercicios de motricidad con tu bebé, busca ayuda de los profesionales.

 

No solo es para bebés

Mucha veces se cree que para los niños muy pequeños es que es importante hacer ejercicios de motricidad, y no es así, lo que pasa es que ucnaod los niños tienen más de tres años asisten a la escuela y se supone que en ella realizan actividades que ayudan a desarrollar su motricidad.

Pero para los padres es muy importante estar pendiente de esto y no dejarlo solo en manos de los maestros, porque se trata de una responsabilidad también de los padres y no hay que olvidarlo.

La importancia de los ejercicios de motricidad a temprana edad

Muchos padres se preocupan de que sus hijos aprendan ciertas cosas, como los colores, las letras y los números, pero se olvidan de que hay algo muy importante, que es lo que los niños deberían aprender en sus tempranas etapas de educación, se trata de la motricidad.

La motricidad es esencial para los niños en edad de preescolar, por ello además de la que puedan practicar en la escuela, es necesario que como padres se pueda reforzar el aprendizaje adquirido, y se trata de algo que les ayudará el resto de su vida.

 

La motricidad ayuda a muchas cosas

Cuando un niño adquiere motricidad, al mismo tiempo está desarrollando áreas importantes en su vida, como lo es el área del lenguaje y también el área cognitiva, así que se puede decir que la motricidad es de suma importancia en los niños de edad preescolar.

Es por ello que es responsabilidad de los padres velar porque sus hijos reciban ejercicios que eles ayude a desarrollar al máximo su motricidad, del mismo modo como los padres se preocupan porque sus hijos estén seguros en casa, y para ello contratan los servicios de cerrajeros de Zona Franca.

Por ello es tan importante que la educación preescolar sea de gran calidad, muchos padres piensan que no es importante, pero ya vemos que si lo es, es lo que hará que el niño desarrolle su máximo potencial, y si te preocupas por mantenerlo protegido en casa con la ayuda de los cerrajeros, también debes preocuparte por la educación que tus hijos reciben.

 

Dos tipos de motricidad

Cada niño tiene un ritmo de aprendizaje diferente, pero cuando un niño está en edad preescolar debe desarrollar dos tipos de motricidad a la vez, la motricidad fina y la gruesa, que en general se aprecia como tener autonomía sobre los movimientos del cuerpo, es a lo que motricidad se refiere.

En la motricidad fina los movimientos de los músculos son más precisos, como el agarrar un juguete con la mano, el poder colorear, la coordinación mano-ojo, y se debe trabajar, al principio un bebé no tiene bien desarrollada esta motricidad, pero poco a poco la aprende.

En cuanto a la motricidad gruesa, en esta los movimientos son mucho más amplios pero mucho más significativos, en general son lo que permiten que un niño pueda tener equilibrio, poder mover sus manos, brazos y pies, se trata de una motricidad vital para que el individuo sea independiente.

 

Algunos ejercicios importantes

Ejemplos de ejercicios que se puedan hacer para desarrollar la motricidad fina son amasar plastilina, colorear, punzar, rasgar, pegar, entre muchos otros, y para la motricidad gruesa los ejemplos son realizar recorridos sobre una línea, bailar, subir y bajar escaleras, señalar las partes del cuerpo, entre muchas otras.

Estos ejercicios aunque se aprenden en las guarderías y en el primer nivel de educación preescolar, es necesario reforzarlos en casa, y estar pendiente del desarrollo motriz de cada niño.

La motricidad en el buen desarrollo de la salud

La motricidad es la capacidad que tiene el ser humano para ejecutar movimientos con su cuerpo, y para que se desarrolle de forma correcta en los niños, es esencial ayudar a mejorar la motricidad, tanto fina como gruesa.

En la actualidad existen una variedad de actividades y juegos que ayudan a desarrollar estas habilidades, es necesario resaltar que esto se debe hacer desde que están muy pequeños, para garantizar su seguridad.

Es recomendado por los profesionales estar atentos a los cambios que presenta el niño a través de sus etapas de desarrollo, de esta forma cualquier dificultad de motricidad que se presente, pueda ser corregida a tiempo.

Algunas actividades para ayudar a su desarrollo

Hoy en día son muchas las actividades que pueden ayudar en el desarrollo de su motricidad, tanto fina como gruesa.

Para la motricidad fina, es recomendable rasgar, pintar, recortar con tijeras, utilizar los dedos como pinzas, amasar.

Y para la motricidad gruesa, las actividades son más físicas, como bailar diferentes ritmos de música, correr, saltar, subir y bajar escalones, por dar algunos ejemplos.

Estas solo son sugerencias, con un poco de creatividad podrás organizar actividades que se puedan emplear para el desarrollo de la motricidad en los niños, y así ayudar a tu hijo.

Importancia de conocer el desarrollo en los primeros años de vida de un niño

Muchos opinarán que no es relevante conocer como debe ser el desarrollo de un niño en los primero años de su vida, porque muchos considerarán que ese conocimiento es exclusivo de los médicos.

Pero resulta que sí es importante, porque es la manera que tendrás para comparar y poder deducir si es correcta la evolución de tu hijo a medida que va creciendo, y ante diferencias considerables, podrás consultar con el pediatra.

De acuerdo a la información suministrada por los expertos, los bebés deben realizar ciertas actividades a medida que crecen, por ejemplo a los 3 meses deben mantener su cabecita sostenida, a los 5 meses ya deben agarrar objetos y pasarlos de una mano a otra.

Tener este conocimiento te va a ayudar a garantizar la seguridad, que no es precisamente la seguridad que ofrece el cerrajero con instalación de cerraduras, si no una más valiosa aún, que se refiere al proceso de su crecimiento.

La evolución de las habilidades motrices

El desarrollo cognitivo de las habilidades motrices se divide en cuatro fases.

La fase 1 está comprendida entre los 4 y los 6 años, y hace referencia al desarrollo de las capacidades de la perspectiva de los niños, comienzan a entender su cuerpo y cómo se relaciona con el espacio que le rodea.

La fase 2 comprende entre los 7 y los 9 años, el momento perfecto para el desarrollo de la motricidad básica, debido a que los movimientos se vuelven más complejos y se van perfeccionando.

En cuanto a la fase 3, se da entre los 10 y los 13 años, cuando el niño tiene abundantes habilidades consolidadas, es el momento de relacionarlas con actividades deportivas o expresivas.

Y la fase 4, ocurre entre los 14 y 17 años, es el momento ideal para empezar a pulir las actividades motrices específicas, podrían ser con habilidades gimnásticas y deportivas de forma extraescolar.

Tipos de discapacidad motora

La discapacidad es una barrera para muchas personas, que ven sus vidas limitadas. En el caso de la discapacidad física dichas barreras a veces son literales, estando la libertad de movimiento altamente restringida. La discapacidad motora en particular del plexo braquial impide el desarrollo de actividades como cirujanos, escultores, cerrajeros entre otros. Es por eso que explorar los diferentes tipos de discapacidad física puede ser una manera de entender las necesidades de las personas que los presentan y de hacer más fácil su adaptación al entorno.

Deficiencia y discapacidad

La deficiencia es aquel órgano o aspecto que no funciona correctamente, la discapacidad es aquello que no puede o cuesta más de hacer debido a este mal funcionamiento. En el caso de la discapacidad motora, la funcionalidad afectada es el movimiento.

Concepto de discapacidad motora

Entendemos por discapacidad motora a aquella situación o estado en que se da una circunstancia que hace impide o dificulta en gran medida que la persona que la padece pueda moverse con libertad y de un modo en el que tenga plena funcionalidad. Este tipo de discapacidad afecta al aparato locomotor, siendo especialmente visible en el caso de las extremidades si bien puede afectar de manera que la musculatura esquelética no pueda ser movida de manera voluntaria. Las limitaciones presentes en las personas con discapacidad motora hacen pues que tengan realmente complicado llevar una vida normal a menos que gocen de determinadas ayudas externas. Estas limitaciones pueden ser permanentes o temporales, según sea tratada la deficiencia que las provoca o se otorguen las suficientes ayudas como para que no haya una reducción de la funcionalidad.

Tipos según su causa

Motrices con o sin afectación cerebral. Debidas a enfermedad. Mixtas

Tipos según la zona afectada

Discapacidad motriz de las extremidades inferiores. Discapacidad motriz de las extremidades superiores, tronco, cuello y cara. Otras discapacidades motrices

Algunos de los principales tipos de discapacidad motora

Monoplejia: Parálisis de una única extremidad.

Paraplejia: Consiste en la parálisis o incapacidad de movimiento de la mitad inferior del cuerpo. Afecta básicamente a piernas y pies.

Tetraplejia: Pérdida total de movimiento de las extremidades inferiores y en la pérdida total o parcial de la capacidad de movimiento de los miembros superiores.

Hemiplejia: Parálisis de la parte opuesta o contralateral a la dañada. Suele deberse a accidentes cerebrovasculares o traumatismos craneoencefálicos.

Espina bífida: malformación congénita en que el tubo neuronal y la columna vertebral no se cierran por completo durante la formación del feto, produciéndose daños severos en los nervios y la médula.

Distrofia muscular:  provocan la presencia de un tono muscular débil que va perdiendo tejido con el tiempo.

Parálisis cerebral: La parálisis cerebral es una condición médica crónica, con  estos efectos pueden ir desde dificultades y lentitud de movimiento, rigidez, agitación, convulsiones o incluso una parálisis completa de la musculatura voluntaria.

Amputación: consiste en la pérdida de extremidades o de partes del cuerpo pueden provocar una discapacidad física al limitar el funcionamiento habitual de la persona.