¿Cómo saber si un niño tiene problemas de motricidad?

¿Cómo saber si un niño tiene problemas de motricidad?

Los padres siempre estamos al pendiente de cualquier problema que puede estar presentando sus hijos, pero muchas veces hay algunos que son difíciles de notar, por ello es muy importante que desde su nacimiento, los niños tengan un control riguroso de un médico especializado.

Y es que los problemas de motricidad pueden ser diagnosticados desde temprana edad, como los 3 o 4 meses de nacido, y mientras más rápido se detecten, mas pronto y con mejores resultados pueden ser resueltos.

 

Es nuestra responsabilidad estar al pendiente de ello

Si tu hijo tiene un control médico mensual, es posible que sea el médico quien observe alguna condición que no es normal en el desarrollo del niño, pero también como padre debes estar al pendiente de cualquier conducta que suele no parecer normal.

Es cierto que cada niño se desarrolla de forma diferente al otro, pero no hay que caer en una actitud de negar la realidad de que tu hijo pueda tener laguna condición, y es que debes protegerlo y cuidarlo siempre, así como te preocupas por la seguridad de casa, y contratas cerrajeros para ello, así debes preocuparte de cómo es la evolución de su motricidad.

Cuando un niño es bebe es muy difícil para los padres identificar cualquier retraso psicomotor, especialmente si se trata de padres primerizos, por ello hay que estar alertas, así como se te pide que estés alerta ante cualquier señal de intento de robo, eso nos recomiendan los cerrajeros para saber si nuestra casa puede estar siendo vulnerada en su seguridad.

 

Algunas señales

En niños de tres a cuatro meses puedes identificar si existe algún problema con la motricidad d tu hijo si el mismo parece no soportar el peso de su cabeza, ese es un síntoma claro d que algo pasa, per tranquilo, hay ejercicios que pueden ayudar, tu doctor te los puede identificar para que los practiques en casa.

Cuando el niño se acerca al año, es necesario que muestre un claro interés por gatear, y que también intente pararse para comenzar a dar sus primeros pasos, pero si no lo hace y se mira fijamente la mano por mucho tiempo puede ser un síntoma de que algo no anda bien con el desarrollo psicomotor.

A los dos años algunos niños no tienen un claro interés por las relación con otros niños, incluso con sus padres y parientes con los que conviven, en ese caso hay que ir al doctor, porque claramente no es una conducta adecuada para la dad del niño.

 

Siempre es importante el diagnóstico de un profesional

Aunque tu hijo claramente tenga todas las señales aquí descritas, ya te hemos dicho que no siempre se trata de un retardo en su desarrollo psicomotor, sino que también podría ser síntoma de otra enfermedad un poco más complicada o simplemente falta de atención y de ejercicios por parte de sus padres, por ello la ayuda de los profesionales s importantísimo en estos casos.