Lo que debes saber sobre los fisiatras

Lo que debes saber sobre los fisiatras

Probablemente te ha sucedido que atraviesas episodios de estrés, o bien adoptas una mala postura cuando duermes, y es entonces cuando tu familia y amigos te recomiendan que vayas a un fisiatra para que haga algo por tu espalda.

Pero incluso los fisiatras pueden lograr más cosas que tan solo liberarte de simples dolores de espalda; basta que le preguntes a un fisiatra cuál es su labor exacta en el campo de la salud, y seguramente accederá a contestar tus preguntas.

Por ello te explicaremos cinco cosas que debes conocer sobre los fisiatras, de manera que si sufres un padecimiento que se pueda resolver bajo la óptica de este especialista, no dudes en acudir y ponerte en sus manos.

  1. ¿Qué es exactamente un fisiatra?

Posiblemente te hayas hecho esa pregunta en innumerables ocasiones; los fisiatras y demás especialistas en medicina física y rehabilitación, han cultivado conocimientos para resolver problemas relacionados con discapacidades físicas por lesiones o enfermedades congénitas.

No es de extrañar que muchas personas no hayan escuchado sobre el oficio de la fisiatría, o que confundan a los fisiatras con masajistas o el otro extremo, traumatólogos.

Sin embargo no te confíes, pues la ayuda de un fisiatra puede ser muy oportuna ante problemas de movilidad o dolores.

  1. Examinan el cuerpo de manera generalizada

Los fisiatras tienen la facultad de mejorar la calidad de vida de sus pacientes, liberándoles no solo de dolores musculares, sino de patologías óseas y nerviosas, lesiones cerebrales e incluso embolias. Esto nos hace entender que se enfocan en todo el cuerpo y no en una zona específica.

Y esto es razonable pues algunos padecimientos que pudiesen parecer locales, los fisiatras tienden a relacionarlos con enfermedades cuyos núcleos dirigen la zona aquejada por una enfermedad; por ejemplo, aquel dolor que se confunda con un simple lumbago, puede esconder una hernia.

  1. No trabajan de forma aislada

Si existe algo por lo que debe destacar un fisiatra es por su humildad y por la noción de que debe trabajar como parte de un todo, en virtud de dar con un diagnostico que haya sido difícil de declarar.

Ahora bien, en el momento que se desarrolla un plan de tratamiento, cada fisiatra echa mano de otras estrategias que tienen que ver con la parte social y emocional, a fin de conectar con el paciente en estas áreas y trabajar desde la psique en mejorar su salud.

  1. Uso de tratamientos no invasivos

Estos tratamientos involucran el uso de analgésicos por medio de inyecciones, rehabilitación física, ejercicios, artefactos de estiramiento y asistencia, y muchos otros elementos. Se trata básicamente de perseguir la búsqueda de la seguridad y salud del paciente.

Y es que no todos los padecimientos requieren de la ayuda del bisturí, lo que a su vez significa que con menor riesgo se pueden lograr mejores resultados. Y de existir la posibilidad de cirugías, la ayuda del fisiatra es bastante oportuna a la hora de acelerar la recuperación.

  1. Ayudan a satisfacer las necesidades del paciente

Con frecuencia los accidentes y enfermedades suelen cambiar nuestros hábitos en mayor o menor medida; pero el tratamiento adecuado brindado por el fisiatra acelera el hecho que podamos hacer las cosas que siempre nos han gustado sin cometer excesos durante la rehabilitación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *