Tres maneras para controlar el suministro de medicamentos

Tres maneras para controlar el suministro de medicamentos

Los medicamentos indudablemente se han convertido es uno de los mayores aportes realizados a la humanidad, ya que han sido responsables en el control de epidemias, alivio de dolores inaguantables, y por supuesto salvar vidas.

Cada año salen al mercado nuevas medicinas, las cuales son una versión optimizada de otras que han sido descontinuadas, o que al menos sirven como aliciente para las nuevas enfermedades y síndromes que se descubren.

Sin embargo, hay que señalar que no todos los medicamentos pueden circular con libertad, al punto de que en muchas naciones es ilegal portar medicinas procedentes de otros países, sin que hayan sido aprobados por la FDA.

Agregando a ello que las personas no puedan adquirirlas con facilidad, ya que el ser humano ha demostrado ser irresponsable con su salud, con conocimiento de la causa o sin él.

Por ello te mostraremos de que maneras los medicamentos deben ser controlados, sea cual sea el entorno en el que se encuentren.

  1. Entrega de récipes

Quizás te haya sucedido que cuando vas a adquirir un medicamento, el farmacéutico te exige que le entregues un récipe para que pueda venderte la medicina, por lo que, o te vende la medicina o sales de la farmacia con las manos vacías.

Esto se debe a que muchos pacientes hacen un consumo poco escrupuloso de las medicinas, y esta es una manera en que los médicos pueden salvar su responsabilidad.

Puede ser igualmente porque se trata de medicamentos sumamente costosos o que se encuentran en cantidades limitadas, para que cualquier ciudadano de a pie no pueda adquirirlos.

En fin, el récipe limitará de alguna manera la libre venta de medicinas al público, y es una herramienta eficiente que se implementa en muchos países del mundo, no con poco éxito.

  1. Botiquines de primeros auxilios

Son reservorios que se emplean principalmente en los entornos laborales, las casas y uno que otro centro asistencial. Sirven para mantener resguardados los implementos de primeros auxilios y uno que otro medicamento bajo llave.

Hemos visto que la manipulación de medicamentos debe realizarse de manera responsable, ya que los niños y los no tanto querrán hacerse con algunas medicinas o consumirlas sin tener cuidado.

Los medicamentos además de ser costosos, pueden generar reacciones adversas por su ingesta excesiva, de modo que estos casilleros cumplen de forma eficaz la función con la que fueron fabricados.

  1. Almacenes de hospitales

Anteriormente los almacenes de medicinas de los hospitales y clínicas se mantenían bajo resguardo relativo, pero desde que las pérdidas de medicamentos fueron cada vez más frecuentes, fue necesario tomar ciertas medidas de rigor.

Estos almacenes pueden ser visitados únicamente por personal autorizado, e incluso ha sido necesaria la contratación de cerrajeros para que instalen dispositivos especiales que incrementan la seguridad de estos depósitos.

Quien viole estas normativas, tendrá que enfrentar las consecuencias que sea necesario afrontar, ya que la salud no es un juego, y quizás el medicamento faltante requiera ser utilizado por algún paciente cuya vida o salud se vea amenazada.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *